Caballos en un curro

La fotografía popular como patrimonio cultural

 Las manifestaciones de las tradiciones regionales son testimonios de la historia de un país que hay que respetar como cualquier documento histórico de valor.

Cada año que pasa desaparece parte de la cultura popular al mismo tiempo que desaparecen parte de las personas que la transmitían. Sin embargo, quedan testimonios gráficos que van a ser de gran ayuda a futuras generaciones para comprender etapas relativamente recientes de nuestra sociedad. Rastreando en el contexto en que se producen las imágenes y aprendiendo a mirar a través de ellas, se puede tener un conocimiento más amplio del ser humano y de la cultura.

Las manifestaciones artísticas que se caracterizan por su sencillez, con trazos decididos y bastante seguros, que podemos encontrar en algunos elementos que forman parte de las construcciones populares (paredes, puertas, etc) realizadas por gente anónima sin ningún tipo de formación artística, son ignoradas por buena parte de la sociedad actual, a pesar de que sus obras han sido y continúan siendo fuente de inspiración para algunos artistas de renombre.

 La fotografía popular, generalmente de una calidad técnica inferior a la realizada por profesionales, es capaz de transmitir unas emociones y sensaciones al espectador difícilmente superable por otras obras. La imagen, con ayuda del texto, se convirtió en un instrumento inmejorable para aproximarse al conocimiento de un determinado grupo social. Sus imágenes han preservado y continúan preservando la memoria visual de una determinada época. Las personas, las comunidades, las costumbres, los hechos sociales y sus paisajes son fuentes imprescindibles en la investigación histórica y antropológica, posibilitando con ello nuevos descubrimientos e interpretaciones sobre nuestro pasado y presente. Alguna de estas imágenes se han convertido en verdaderos iconos fotográficos.

Certamen de fotografía sobre cultura popular 2007

Barca

Fotografía etnográfica, artística y paisajística relacionada con el patrimonio cultural gallego